Camillas Eléctricas

Distribuimos y fabricamos las mejores camillas electricas: elige la que mejor se adapta a tus necesidades

Las camillas eléctricas están recomendadas para todas aquellas personas que cuenten con dolores musculares. Gracias al sistema eléctrico con el que cuenta, se reduce en una gran medida el esfuerzo a realizar en comparación con una camilla tradicional.

Top Ventas Nuestra selección de camillas eléctricas más destacadas
Kinefis Quality Kinefis Deluxe Camilla Cervic Camilla Sphen Swop HealthCare Naggura N'RUN2W
Kinefis Quality
Antes 883,25 €
698,00€
Oferta -21%
Kinefis Deluxe
Antes 999,50 €
927,50€
Oferta -7%
Camilla Cervic
Antes 1529,44 €
1197,65€
Oferta -22%
Camilla Sphen
Antes 1782,33 €
1408,05€
Oferta -21%
Swop HealthCare
1485,00€
Naggura N'RUN2W
2692,25€
Estabilidad
Estabilidad ✔✔ ✔✔ ✔✔ ✔✔ ✔✔✔ ✔✔✔
  Agujero y tapón facial
Agujero y tapón facial
  Ruedas escamoteables
Ruedas escamoteables
  Apoyabrazos regulable
Apoyabrazos regulable X X X X X
  Medidas/Rango altura
Medidas/Rango altura 198x68x43/77cm 194x62x45/83cm 190x70x53/86cm 200x73x53/86cm 197x69x51/92cm 202x68x56/92cm
  Ángulo respaldo
Ángulo respaldo -23º - 90º 0º - 70º 0º - 75º 0º - 75º 0º - 65º -45º - 30º
  Cuerpos
Cuerpos 2 2 2 3 2 2
  Mando
Mando perimetral de pie de pie de pie de mano perimetral
  Portarrollos
Portarrollos
  Peso máximo
Peso máximo 200 kg 150 kg 175 kg 150 kg 175 kg 135 kg
  Elevación Cabecero
Elevación Cabecero hidráulica enclave metálico hidráulica hidráulica hidráulica hidráulica
  Colores disponibles
Colores disponibles 1 16 2 2 12 1
193 productos
Ver como
Ordenar por
Página 4 de 20
193 productos

Camillas eléctricas

La posición de un paciente durante un tratamiento de fisioterapia es algo primordial para el buen hacer de su terapia. De igual forma, la comodidad para el profesional será importante para que el tratamiento sea correcto. Esto se puede conseguir a través de una camilla eléctrica de calidad. Las camillas eléctricas se sirven de un componente electrónico para cambiar la posición y la angulación de sus cuerpos y lo hacen de forma simple, a través de un mando o botón que regula los cambios de posición.

A diferencia de una camilla hidráulica, con una camilla eléctrica la regulación es simple y más fácil, puesto que no necesita ningún esfuerzo por parte del profesional. En las camillas hidráulicas, en lugar de un botón, se suele emplear un pedal que el fisioterapeuta debe activar para cambiar la forma que presenta la camilla. Por ello, en profesionales que trabajen con continuos cambios de posición en la camilla, lo preferible es optar por una camilla eléctrica. Al decantarse por una camilla eléctrica u otra, habrá que fijarse en características como su tamaño, el peso soportado, los cuerpos que la componen, así como su posibilidad de variación en dichos cuerpos, su estabilidad, el tapón facial...